25/9/08

Hasta los huevos

Este año, el principio de curso lectivo me ha traido muchas novedades, varias de ellas las conoceis; la boda y el traslado (aun estoy con ello) han cambiado bastante mi manera de ver las cosas y el modo en que uno afronta las diferentes situaciones de la vida.
Tanto Daenerys como yo, tenemos otro proyecto en marcha, y la verdad es que cada vez que parece que las cosas por fin van a estar listas suceden más y más problemas, para no dejar de complicar las cosas y que nunca nos aburramos.
Ayer fue un dia duro, cuando por fin vamos a empezar unas obras en un local comercial que estamos montando, nos triplican los plazos de entrega, pasamos de una obra que se realizaria en 2 semanas en una obra de 6 semanas, o puede que más.
Cuando habíamos acordado un presupuesto, de repente el mismo aumenta, y no de manera leve, sino bastante salvaje, que se nos escapa del presupuesto.
No se que opinar, sino creyera que la idea que tenemos es buena, y que puede salir bien, que a ambos nos gusta y estamos deseando poder empezar con ello lo acabaria dejando, porque es un poco cansado sufrir tantos varapalos, ya antes de empezar.

No se que carajo le pasa a la gente, que no es capaz de cumplir con nada de lo acordado, y si solo fuera una empresa, o en un solo sector, vale, pero no es asi, y sinceramente, eso cansa, y mucho.

Tengo un par de consejos para aquellos nuevos emprendedores que se pasen por aqui, no os fieis de nadie, los plazos de entrega son siempre ficticios y contar siempre con un par de semanas de retraso; las obras que tengais que realizar, con presupuesto cerrado y penalizacion por tiempo por no entregar la obra en la fecha prevista; en cuanto a los permisos del ayuntamiento... más os vale que conozcais a alguien en el ayuntamiento, porque sino estais un poco jodidos, la burocracia es lenta, jodidamente lenta.

Suerte a todos, en serio.

1 comentario:

elvex dijo...

Bofff!! Es que en el momento que hay que hacer obra, el tiempo de la misma tiende a infinito y la cantidad de chapuzas hacia una indeterminación; yo creo que ahora mismo veo a un albañil y me lo como xD

Animo y mucha suerte con vuestro negocio, que si la idea es buena siempre merece la pena luchar e intentarlo.

Un saludo desde la trinchera de los emprendedores!